Derecho Bancario: Todo lo que debes saber – Corbalán

 

¿No te fías de los bancos? Tienes problemas con las cláusulas suelo, el IRPH, las preferentes… pero no sabes cómo solucionarlo. En los últimos tiempos, “Derecho Bancario” ha copado los titulares de la prensa general debido a grandes demandas establecidas contra entidades financieras mediante la vía judicial. En este post te contamos todo lo que debes saber acerca del Derecho Bancario y por qué te interesa.

 

¿En qué consiste el Derecho Bancario?

 

El Derecho Bancario es una rama del derecho que hace referencia a una serie de normas relativas al funcionamiento y la buena praxis de los bancos hacia sus clientes. Recoge aquella normativa que garantiza el buen comportamiento de los bancos a la hora de ofrecer cualquier servicio o producto bancario.

 

Como ya sabrás, actualmente se ha observado un aumento en el número y la complejidad de los productos financieros que incurren en situaciones de abuso contra consumidores y usuarios, así como los casos de mala fe por parte de entidades financieras. Es por ello, que nuestro deber, el de un abogado especializado en Derecho Bancario, es abogar por el buen funcionamiento del sistema financiero y garantizar la transparencia que se requiere en este tipo de entidades.

 

¿Por qué es importante el Derecho Bancario?

 

En Corbalán Abogados sabemos que esta falta de transparencia puede, en numerosas ocasiones, perjudicar gravemente la salud de tus finanzas. Es por ello que la actividad debe someterse a las leyes regulatorias, y es justo ahí en donde reside la importancia del Derecho Bancario:

 

  • Este tipo de Derecho sirve como una guía jurídica, lo que permite que se tenga un acertado comportamiento de las actividades efectuadas por los bancos y demás entidades financieras, asegurando que puedas tener una absoluta transparencia.
  • Vela por la correcta interpretación de las normas de actuación de los bancos.
  • Permite vigilar las diversas prácticas bancarias de modo que se realicen de manera correcta, dentro del marco legal.
  • Debido a los cambios constantes a los que están sometidas las relaciones comerciales, el Derecho Bancario cuenta con una excelente capacidad de adaptación y se actualiza de manera constante, pues se nutre con los casos que surgen y de los cuales no se tenía un precedente.

 

 

 

 

¿Cuáles son las fuentes del Derecho Bancario?

 

Las fuentes del derecho bancario parten de una base incuestionable: la Constitución española. Después de esta, se encuentran las leyes que regulan lo económico y lo financiero. También tenemos aquellas disposiciones que se aprueban por Real Decreto del Presidente del Gobierno, o las que emanen del Consejo de Ministros. Igualmente, encontramos las circulares oficiales del Banco de España. Los decretos en materia bancaria y financiera. No podemos dejar de lado para analizar este tema, la Ley de Ordenación Bancaria, que es una normativa que regula la actividad en nuestra nación. Tratados y convenios internacionales reconocidos por España. Y finalmente la costumbre y la jurisprudencia al respecto de la materia bancaria.

 

Normativa importante que debes conocer

 

En el Boletín Oficial del Estado, se encuentra disponible el llamado Código del Mercado Bancario, en el que se puede consultar toda la normativa aplicable en este ámbito, que aborda las siguientes materias:

 

  • Mercado bancario.
  • Banco de España.
  • Blanqueo de Capitales.
  • Contabilidad y Auditoría.
  • Solvencia, coeficientes y recursos propios.
  • Procedimiento sancionador.
  • Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y Saneamiento del Sector Financiero.
  • Entidades de Crédito.
  • Contratación y operaciones transfronterizas.
  • Transparencia de las operaciones y protección de la clientela.
  • Mercado hipotecario.

 

Toda la legislación existente al respecto puedes consultarla en el BOE.

 

¿En qué casos puede ayudarme el Derecho Bancario?

 

Desde nuestro despacho te mostramos los casos más populares regulados por el Derecho Bancario, con la intención de que conozcas algunas situaciones, algunas conocidas y otras no tanto, en las que puedes acogerte a él y puedas acudir a un abogado especialista en Derecho Bancario:

  1. Cláusula suelo: Cuando contratamos una hipoteca, la cuota que pagamos puede variar y debe ser revisada con carácter anual. Aún con la crisis inmobiliaria y financiera que ha atravesado España, no era lógico que algunas hipotecas desde 2009 no habían visto reducido el importe de su cuota. ¿Qué estaba pasando? Lo que ocurría es que, aunque el tipo de interés bajase, la cuota no bajaba debido a que existía una cláusula suelo, esto es, un tope por abajo que impedía que la cuota bajara más allá de ese punto aún cuando el mercado invitaba a pagar mucho menos. Nos encontrábamos ante un piso que había perdido valor, un dinero que perdía valor y un cliente que no dejaba de pagar.
  2. Preferentes: Un banco, en su salida a bolsa emite acciones y preferentes. Las preferentes son un tipo de acciones que no dan derecho a voto y están sujetas a los beneficios obtenidos y que tienen carácter preferente a la hora de cobrar dividendos. Son una evidente inversión de riesgo. Aquí radica el problema: ese alto riesgo debe ser explicado de forma transparente y clara al cliente. En el caso de España, muchas personas invirtieron convencidas por su entidad de que era una renta fija (es decir, que cada cierto tiempo, sí o sí, se les iba a ganar un rendimiento) cuando en realidad era un claro caso de renta variable.
  3. SWAPS: Ocurre lo mismo que con las preferentes. Los bancos suelen decir que un SWAP es un seguro que te va a proteger frente a las subidas del tipo de interés haciendo que tu préstamo o hipoteca no se dispare, cuando realmente asume un riesgo alto y un coste de cancelación elevado. El derecho bancario contempla y obliga al banco a informar de forma clara, entendible y sencilla al cliente.
  4. Valores bancarios: existen numerosos casos en los que se están llevando a cabo procedimientos contra bancos por la colocación de valores. Como en todos los casos anteriores, la acción de los abogados expertos es solicitar al juez la nulidad de los contratos firmados por haber sido viciado o mal informado el cliente, inducido al error por el banco.

Con todo esto, entendemos que el Derecho Bancario sirve para defender tus intereses ante cualquier banco que realice una práctica poco transparente al venderte productos financieros. Lo fraudulento no es este o el otro producto, sino cómo te lo han vendido ¿Te lo han explicado bien? ¿Conocías los riesgos de pérdidas antes de contratarlo? Si no es así, puedes reclamar.

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?