Cómo saber si estoy en una lista de morosos de forma rápida y sencilla

 

Estar en un listado de morosos es más fácil de lo que parece y puede complicarte en diversos aspectos. De hecho, si formas parte de uno de estos ficheros, el banco puede denegarte una hipoteca o un crédito.

Como ya os explicábamos en el post “Salir de la lista de morosos” , es posible salir de la lista de morosos con nuestro equipo de expertos mediante vía judicial. En este post, nos centramos en conocer por qué puedo estar en la lista de morosos y cómo saber si estoy en ella, así como conocer cuáles son mis derechos.

 

Entrar en el fichero de morosos

 

La utilidad de los registros de morosos como herramienta disuasoria para los impagos está clara, pero siempre pueden existir dudas acerca de la legitimidad del cobrador para solicitar la inclusión de una persona en uno de ellos.

Es por ello que la ley exige que se cumplan unas determinadas condiciones que se recogen en el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de datos de Carácter personal y la Instrucción 1/1995 de la Agencia Española de Protección de Datos EPD (AEPD).

En este sentido, para poder incluir a una persona en un fichero de morosos deben concurrir las siguientes condiciones:

  • La existencia previa de una deuda cierta, vencida y exigible, que haya resultado impagada. Es decir, debe tratarse de una cantidad líquida de dinero que se pueda cuantificar con facilidad y que no existan dudas acerca de su origen.
  • El requerimiento previo de pago a quien corresponda, en su caso, del cumplimiento de la obligación. Antes de acudir a los ficheros es necesario reclamar las cantidades adeudadas.
  • Que no exista ninguna prueba documental que contradiga los requisitosanteriores. Las dudas sobre la legitimidad de la deuda pueden determinar la desaparición cautelar del dato personal desfavorable (eliminar la deuda del fichero), como puede ocurrir en el caso de reclamaciones judiciales, administrativas o arbitrales.
  • El acreedor o quien actúe por su cuenta deberá asegurarse de que concurren todos los requisitos exigidosen los apartados anteriores en el momento de notificar los datos adversos al responsable del fichero común.

 

Además de una serie de requisitos, el proceso de inscripción en uno de estos ficheros también debe seguir un procedimiento con una serie de tiempos de espera. Para empezar, no se puede comunicar deudas con menos de cuatro meses de antigüedad, según explica la AEPD. Del mismo modo, el titular del fichero está obligado a comunicar al interesado su inclusión en un plazo de 30 días y de no hacerlo, estaría incurriendo en una falta grave sancionable. Este plazo sirve también para que el moroso pueda modificar sus datos, bien porque la deuda no existe, porque la cuantía es diferente o cualquier otro supuesto.

Pese a la obligación legal de informar sobre la inclusión en el fichero, puede ocurrir que una persona desconozca si está o no incluido por un cambio de domicilio, o cualquier otra circunstancia. Por eso mismo, cualquier ciudadano tiene derecho a acceder a sus datos, que el responsable del fichero debe comunicarle junto con las evaluaciones y apreciaciones que se han comunicado sobre el mismo en los últimos seis meses, incluyendo el nombre y dirección de los cesionarios. El plazo para contestar es de un mes, y pasado ese tiempo, lo más recomendable es acudir a la AEPD.

Derechos de las personas en lista de morosidad

 

Estar en una lista de morosos no es ninguna broma. Pero llegado el caso de aparecer en una de ellas, es importante saber que el afectado cuenta con una serie de derechos y que existe un ley que asegura la protección de sus datos. Los que se encuentren en una lista de morosos pueden hacer uso de cuatro derechos:

  • Derechos de accesopara obtener la información referente a los acreedores, los importes y sus teléfonos y a las entidades que han consultado los datos de una persona en los últimos 6 meses.
  • Derecho de cancelaciónpara corregir o cancelar las anotaciones erróneas.
  • Derecho de oposiciónque garantiza no volver a ser incluidos en un registro de este tipo.
  • Derecho de modificaciónpara cambiar los datos personales que el afectado vea oportuno.

 

Descubrir si eres moroso

 

Hay muchas formas de comprobar si estamos dentro de las temidas listas de morosos, y todas ellas son gratuitas y de fácil acceso.

Para saber si formamos parte de esas bases, podemos gestionar todo vía online en las diferentes páginas web de las entidades o poniéndonos en contacto por teléfono con las mismas. En Corbalán Abogados te ayudamos a cómo saber si estás dentro de una lista de morosos.

En España existen varios registros de morosos, entre los que podemos destacar como más importantes: ASNEF, CIRBE y RAI.

 

  • ASNEF:son las siglas para referirnos a Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, el fichero de morosos más representativo de España que fue creado en 1967 y es gestionado por Equifax. La información de la base de datos la aportan sus socios, que son desde bancos y entidades financieras de crédito hasta editoriales, aseguradoras o compañías de gas, electricidad y teléfono.
  • CIRBE:la Central de Riesgos (CIRBE), también conocida como Central de Información de Riesgos (CIR), es la base de datos que pertenece al Banco de España que recoge los riesgos que las entidades de crédito tienen con sus clientes. En otras palabras, es un servicio público que gestiona un registro en el que aparecen casi todos los préstamos, créditos y avales que forman los activos de las entidades financieras.
  • RAI:el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) está destinado a recoger la información sobre impagos y deudas iguales o superiores a los 300 euros de las personas jurídicas. La información que aparece en este registro de morosos la facilitan los Bancos, las Cajas de Ahorro y Rurales y las Cooperativas de Ahorro. En el momento en el que un pago no es aceptado se produce de manera automática el alta de la persona jurídica en la base de datos.

 

Existe la opción de revisar periódicamente si hemos entrado o no en una de estas listas solicitando el acceso a las bases de datos de morosos. Cada uno de los registros requiere una serie de documentación para poder acceder a sus bases de datos y consultar si formamos parte de ellas. Para garantizar la confidencialidad no se suministra información a ninguna persona distinta del propio interesado.

  • ASNEF (incluye link directo): Puedes solicitar la información en el teléfono 917 814 400. Asimismo, puedes escribir al correo sac@equifax.es. También puedes solicitarlo añadiendo los datos personales como el DNI o CIF, la dirección postal, y la documentación referente a la deuda.
  • CIRBE (incluye link): acceso con el DNI y rellenando un formulario.
  • RAI(incluye link): necesario el CIF y completando un formulario web de solicitud. Para acceder a la información de este registro es necesario darse de alta.
Abrir chat
¿Podemos ayudarte?