Skip to main content
Derecho MercantilNoticias

Propiedad Intelectual. El Supremo confirma la condena a un catedrático de la UMU por plagio.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia dictada en su día por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia contra el catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Murcia, Francisco José Alonso Espinosa, por plagiar en un libro la tesis doctoral de una profesora del mismo centro, María Isabel Grimaldos García, a la que él dirigía el proyecto. El catedrático deberá ahora indemnizar a la mujer con 5.000 euros y publicar la sentencia que revela la vulneración de los derechos de propiedad intelectual en un periódico de circulación nacional, tal y como dictaba la sentencia del juzgado de lo Mercantil y corrobora ahora el Alto Tribunal.

La profesora, titular de la tesis doctoral ‘Responsabilidad civil derivada del folleto de emisión de valores negociales’ que luego vino publicada como un libro por la editorial Tirant Lo Blanch, demandó por violación de los derechos intelectuales al catedrático que había dirigido su tesis al publicar éste un artículo titulado ‘La Responsabilidad Civil del administrador de sociedad de capital en sus elementos configuradores’, en un libro homenaje al profesor Rafael García Villaverde, en 2007.
El magistrado de la sentencia del Juzgado de lo Mercantil consideró que se produjo «una copia literal de una gran parte de una obra ajena, con aprovechamiento de la formación cultural y esfuerzo intelectual desplegado por el autor de la misma». El catedrático recurrió esta sentencia, inicialmente a la Audiencia de Valencia y posteriormente al Tribunal Supremo, alegando que él mismo ya había creado, en 1998, la obra que posteriormente reprodujo en 2007 en el citado libro homenaje. El Supremo estima, sin embargo, que esa circunstancia no ha sido probada y confirma la condena por plagio a este catedrático.
Prensa: La Verdad, 26.01.2013
Abrir chat
¿Podemos ayudarte?
Hola,
Escríbenos y te contactamos o déjanos tu teléfono y te llamamos.
Gracias¡