Derecho ConcursalNoticias

HEXA SALE DEL CONCURSO DE ACREEDORES A FALTA DE UN ACUERDO CON HACIENDA

La constructora debe pactar su puesta al día con el fisco para optar a la contratación de obra pública
La Opinión de Magala- José Vicente Rodríguez
El juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga ha aprobado la propuesta anticipada de convenio que la constructora malagueña Hexa alcanzó hace unos meses con sus acreedores, lo que en la práctica supone que la firma, a falta del preceptivo plazo de alegaciones, deja atrás el proceso concursal en el que se encontraba inmerso desde hace aproximadamente un año. Hexa, con más de 25 años de trayectoria en el sector y responsable de obras emblemáticas como la Gerencia de Urbanismo de Málaga, entró en concurso de forma voluntaria en septiembre de 2013 con un pasivo de más de 12,5 millones de euros y casi 350 acreedores.
El convenio, cuya aprobación judicial aparecía ayer recogida en el Boletín Oficial del Estado (BOE), logró en su momento el respaldo del 52% de los acreedores –representando una deuda de unos 4 millones de euros– y establecía una quita de deuda del 33% y un plan de pagos en cinco años tras dos iniciales de carencia, según recordó ayer a este periódico el director general de Hexa, Pedro Jesús Aragón.
Eso sí, la empresa y su administración concursal tienen todavía pendiente alcanzar un convenio singular con Hacienda, organismo al que se le adeudan en torno a 2,5 millones de euros, apuntó el administrador concursal de la empresa, José María Muñoz. La consecución de este acuerdo «resulta vital para que la salida del proceso concursal sea un éxito» ya que, como añadió Aragón, Hexa necesita que Hacienda le otorgue la pertinente certificación para poder operar con total garantía con la Administración como contratista de obra pública.
Con este fin, el objetivo de la empresa es reunirse con los responsables de la Agencia Tributaria en los próximos días para tratar de cerrar este convenio singular. «Se pude decir que estamos ya fuera del concurso de acreedores. Lo que ocurre es que para poder trabajar en nuestro principal negocio, que es la obra pública, necesitamos ponernos al día con la Administración y lograr esta certificación. Podemos funcionar también con obra privada, pero la llave de la continuidad de la empresa pasa por el acuerdo con Hacienda», afirmó el director general de Hexa. Los primeros contactos con la Agencia Tributaria se remontan a mayo y, aunque las negociaciones «marchan por buen camino», todavía falta rematarlas.
De momento, y mirando ya hacia el futuro, Hexa cuenta con una cartera de obras por valor de 7 millones de euros (4,3 millones correspondientes a obra privada y casi 1,5 en obra pública). Sus responsables confían en que, con esta carga de trabajo, la plantilla de la empresa pueda comenzar a subir en los próximos meses. Hexa, que llegó a tener más de 300 profesionales antes de la crisis, redujo su número de trabajadores a la más mínima expresión tras aplicar un ERE y un ERTE temporal. De hecho, los trabajos que han sido realizados puntualmente por la empresa durante los meses de concurso han sido ejecutados a través de subcontratas, según precisó la administración concursal. «Tras la salida del concurso ahora tocará comenzar a reestructurar la empresa», aclaró Aragón.
En el momento de la entrada en el concurso, Hexa mantenía deudas con 350 acreedores entre los que se cuentan proveedores, entidades bancarias como Bankinter, Banesto, Bankia y el Popular –que concentraban entre todas ellas más de la mitad de la deuda– además de administraciones como Hacienda. Aragón explicó en su día que la entrada en el proceso concursal se produjo «tras siete años de crisis en el sector y sin negocio suficiente para mantener la estructura». La bajada de la facturación de Hexa fue del 70%, pasando de los 18 millones de 2010 a los 6 millones del año 2012.
 

Leave a Reply

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?