El Gobierno ha reaccionado con rapidez a la crisis generada por el cambio de criterio del Tribunal Supremo sobre el impuesto de las hipotecas (impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, ITP y AJD). El presidente del Gobierno ha comparecido en La Moncloa para anunciar que el jueves aprobará un real decreto ley para garantizar que “nunca más los españoles paguen este impuesto y lo pague el sector financiero“. Esto significa que modificará el artículo 29 de la ley para clarificar que el sujeto pasivo es el prestamista (la banca) y nunca el prestatario (cliente) para la parte variable del AJD en los préstamos hipotecarios.

El Ejecutivo aprobará este RDL en su próximo Consejo de Ministros, que se realizará este próximo jueves. El cambio legislativo entrará en vigor cuando se publique en el BOE, el viernes, aunque posteriormente tendrá que ser aprobado por el Parlamento.

Si bien se ha explicado, desde el Gobierno señalan que “respetan” la labor del alto tribunal, pero “lamentan” el proceso que ha llevado el mismo durante las dos últimas semanas al realizar un cambio de criterio insólito,  ya que durante estos días el Tribunal Supremo ha podido generar una situación de gran inestabilidad jurídica, de volatilidad en los mercados y de incertidumbre para los ciudadanos.

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?