Mediación y ArbitrajeNoticias

EL ARBITRAJE: INSTITUCIÓN VIVA

LAWYERPRESS
Por Juan Serrada Hierro, Presidente de CIMA.
El Arbitraje es una institución viva que, en su desarrollo, va ofreciendo soluciones a los  nuevos problemas y las nuevas necesidades que surgen a las empresas. De ahí que CIMA haya elegido el título “Avances y novedades en materia de arbitraje” para el Congreso Internacional que ha organizado por su 25º Aniversario. Este Congreso, que se celebra entre el 5 y el 7 de octubre en Madrid, reunirá a catedráticos de derecho, a representantes de empresas y a abogados de prestigio  de todo el mundo, que debatirán y estudiarán  las últimas tendencias sobre el arbitraje y sus procedimientos. Con los dos días de debate planteados, CIMA pretende contribuir a la unificación de  conceptos y tendencias procesales  y  responder a las exigencias de un mundo globalizado en el que el arbitraje es cada vez una práctica más común.
El Congreso se estructura en cinco mesas cuya  elección y denominación responden a esta  idea, con moderadores y  ponentes  elegidos entre las personalidades más importantes del arbitraje en diferentes países europeos, americanos y latinoamericanos.
La primera innovación que se aborda en este Congreso es el nuevo reglamento de CIMA que entrará en vigor en enero de 2015 y que actualiza en gran medida el hasta ahora vigente. Tomando como referencia el reglamento de la CCI y el de la Uncitral, las nuevas normas de la Corte Civil y Mercantil  adaptan aspectos como la primacía de la voluntad de las partes en la designación de los árbitros y en los trámites procedimentales, que ya imperan en otros países. En esta primera mesa, que tengo el honor de moderar, participarán los miembros de la comisión redactora. Para la propia evolución del arbitraje será de vital importancia que los congresistas deliberen y se pronuncien sobre nuestro nuevo reglamento.
En la segunda mesa, “Abogados y árbitros: reglas de conducta”, CIMA quiere introducir un asunto que ha sido y continúa siendo de vital importancia: cómo asegurar la independencia e imparcialidad de los árbitros.  Con la moderación de D. Manuel Olivencia Ruiz, esta ponencia expondrá a los congresistas las exigencias que al respecto se han regulado en las legislaciones de distintas naciones y el éxito o fracaso o de las mismas.
La tercera mesa plantea bajo la denominación “La Prueba: peritos y testigos” un asunto que en principio parecía ya agotado pero que sigue planteando problemas, como la admisión o no de testigos -pocos o muchos-, sus incompatibilidades, su tacha, su independencia, la valoración del testimonio…así como la admisión de peritos designados por el Tribunal Arbitral, con o sin consentimiento de las partes, su cualificación, medidas sobre su independencia, regulación de sus honorarios y otros.  Estos temas  serán el punto de partida de esta mesa redonda, que conducirá D. José María Alonso Puig.
D. José Carlos Fernández-Rozas será el encargado de dirigir la ponencia  titulada “Normas jurídicas aplicadas al arbitraje”, sobre una cuestión siempre vigente y de extrema importancia, principalmente en el arbitraje internacional. Para recoger la experiencia de los últimos años, la mesa ha integrado a representantes de empresas con actividades en diferentes países junto con expertos extranjeros en la materia y con catedráticos de Derecho Internacional.
Finalmente, la quinta mesa abordará la relación entre “Arbitraje y jurisdicción” cuyo tratamiento difiere en distintos países, por lo que resultará interesante lo que expongan los ponentes que vienen de Chile, Bolivia y Guinea Ecuatorial. La mesa estará conducida por Jesús Remón Peñalver.
Por tanto, en su 25º aniversario, CIMA tiene el placer de organizar un congreso Internacional que espera ver convertido en referencia para el arbitraje español y latinoamericano, ámbito en el que ocupa ya una posición predominante. La institución que presido ha trabajado con ahínco estos años y  se ha consolidado como una de las mejores cortes de arbitraje por su independencia –con el 100% de autofinanciación-, por  la calidad de sus árbitros y, consiguientemente, por la calidad de sus laudos. Baste mencionar un dato: a lo largo de sus 25 años de vida, de los casi 800 laudos dictados por los árbitros de CIMA, sólo han sido revocados el 0,73%. Confiamos en que este Congreso sea un espacio también para celebrarlo.

Leave a Reply

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?