Noticias

BRASIL PIDE QUE RENFE ESTÉ EN LA PUJA ESPAÑOLA POR ALTA VELOCIDAD


PABLO MONGE /Cinco Días

La ministra de Fomento, Ana Pastor, fue a Brasil el pasado fin de semana con la clara misión de anunciar el interés español por el primer tren de alta velocidad de Suramérica, y ha vuelto con la petición de sus interlocutores brasileños de que Renfe lidere el consorcio de empresas españolas.
Tras construir su línea de alta velocidad entreRío y São Paulo, Brasil tiene previsto concesionar la explotación de la misma durante 40 años, de ahí la importancia de la presencia de operadores con experiencia. Uno de los principales rivales a batir será el consorcio francés, en el que el operador público SNCF acompaña al fabricante de trenes Alstom. En el sector se da por descontado que Renfe estará en la puja.
El proyecto de alta velocidad Río de Janeiro-São Paulo, valorado en unos 13.500 millones de euros, ha sido dividido en dos grandes paquetes. El primero en juego está valorado en cerca de 3.000 millones y reúne la señalización, equipos de comunicación, el material rodante y la operación. El plazo para presentar las ofertas expira el 13 de agosto. El segundo concurso llegará con el arranque de 2014 y está centrado en la obra civil.
En la pelea por el primer contrato el Gobierno español se ha comprometido a presentar un único consorcio que competirá con el equipo francés, el alemán de Siemens, un conglomerado japonés liderado por Mitsui, los canadienses con Bombardier a la cabeza y el consorcio surcoreano de Hyundai.
Tal y como se encargó de avanzar la ministra, el anuncio de las empresas que representarán a España en este proceso se realizará en los próximos días. De momento, las firmas interesadas están a la espera de una llamada del Ministerio.
Desde el primer minuto la mayor dificultad radica en encajar a dos fabricantes de trenes en el mismo consorcio. CAF mantiene su candidatura y presenta como punto fuerte su fábrica local en Hortolandia, capaz de montar el modelo Oaris. Talgo, por su parte, juega con la fuerte experiencia ganada en el AVE español, así como el éxito de la adjudicación del AVE entre Medina y La Meca. La compañía tratará de suplir la falta de planta propia en el país cerrando acuerdos con socios industriales brasileños. Las conversaciones están en fase avanzada.
Donde parece haber menos problema para aunar voluntades es a nivel de las tecnológicas que aspiran a instalar los sistemas de señalización y comunicaciones. Se espera la presencia de Indra, Thales y Dimetronic en el mismo equipo. En las últimas horas ha trascendido el interés de Cobra, filial de ACS, por entrar en el conglomerado de firmas españolas que pujará en Brasil. Desde la compañía se afirma que se está estudiando seriamente esa posibilidad aunque la participación en el consorcio no está cerrarada. Por último, se especula con el respaldo del grupo industrial brasileño Embraer al consorcio español.

Leave a Reply

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?